Idioma: cat esp Entrar en la web finquesferro.com Síguenos: facebook youtube rss
Suscribirse al Newsletter
banner-noticies


Olvidar dónde están las llaves de casa, no saber qué cocinar o tener problemas con el reparto de tareas son algunos de los problemas más cotidianos en casi todos los hogares. Pero tranquilo, si gestionar tu propia casa no se te da demasiado bien o no puedes dedicarle todo el tiempo que te gustaría, hay ‘apps’ que pueden ayudarte. Contar con las más adecuadas nos sacará de muchos problemas, así que recopilamos diez que pueden hacerte la vida un poco más fácil.

Encuentra el móvil con un aplauso

Abrigo, cartera, llaves.... todo listo para salir de casa. Excepto el móvil, que tenías localizado hace un minuto pero que ahora no aparece por ningún sitio. Por desgracia, lo tienes en silencio, así que tampoco te sirve de mucho usar el teléfono fijo u otro móvil de la casa para llamarlo. Sin embargo, gracias a la ‘app’ Clap to find para Android o a Phone Finder para iOS, localizar tu ‘smartphone’ perdido será mucho más sencillo. Al dar unas cuantas palmadas, comenzará a sonar, así que podrás descubrir que estaba debajo de la cama o en el cesto de la ropa sucia.

Consigue llegar a fin de mes

Se acerca el fin de mes y parece que hemos gastado (otra vez) todo el presupuesto antes de lo que deberíamos. Precisamente para aquellos a los que les cuesta ahorrar, las ‘apps’ pueden ser las perfectas aliadas para llevar el control de los gastos.

Fintonic, disponible para Android e iOS, se conecta con tu información bancaria y divide tus gastos por categorías para que sepas si gastas demasiado en las temidas facturas, en el alquiler, en ropa, en el supermercado o en ‘gadgets’ tecnológicos. Además, te permite recibir notificaciones desglosando tus gastos semanales. Si no quieres darle acceso a nadie a tus datos bancarios, Money Lover, en iOS y en Android, te permite apuntar todos los gastos y te ofrece un análisis detallado para asesorarte.

Ahorra en la factura de la luz

Las continuas subidas de la electricidad suponen un problema en muchas casas que cada día tienen que enfrentarse a facturas más altas. Con el objetivo de ahorrar, distintas ‘apps’ nos informan de cuáles son las mejores horas para utilizar los electrodomésticos. Luz+Precio, disponible en Android, y Factor Energía, en iOS y Android, contribuirán así a menguar los abultados recibos de electricidad.

Acuérdate de las plantas

Además de ser un elemento decorativo, las plantas oxigenan el ambiente y crean un entorno relajante. Sin embargo, hay que acordarse de regarlas. Y si llevas una vida ajetreada,  puede que se te olvide. No obstante, hay esperanza para las plantas del hogar ya que Waterbot, disponible para Android, se acordará por nosotros y nos notificará el momento en el que necesitan atención en función de su especie.

No pierdas las llaves

En algunas ocasiones no encontramos el móvil, y en otras, las llaves. Probablemente, nos percataremos de ello justo cuando vamos a salir por la puerta. ¿Dónde se nos han caído? ¿Ha sido al abrir el bolso en el trabajo? ¿Al sacar la cartera para pagar en el supermercado? Pierdo y Encuentro pretende que esto no nos suceda nunca más. Enganchando un pequeño dispositivo al llavero y conectándolo al móvil por ‘bluetooth’, esta herramienta nos avisa cuando nos alejamos demasiado de las guardianas de nuestro hogar y nos envía una señal de alarma para que podamos hacernos con ellas de nuevo.

Una ayuda extra para salir de la cama

Levantarse de la cama a la primera, sin retrasar el despertador y sin remolonear, es toda una hazaña por las mañanas. Sin embargo, las ‘apps’ despertador con algunas características extra nos ayudarán a conseguirlo. Puzzle Alarm Clock, disponible en Android, por ejemplo, te hará resolver puzzles para poder apagarla.

Con Wake up or Die, también para Android, deberás vencer a un monstruo verde antes de que deje de sonar. Despertador Xtreme, disponible en Android, exigirá que resuelvas alguna operación matemática simple antes de poder apagarlo. Finalmente, para deshacerse de la alarma de Wake N Shake, disponible en iOS, tendrás que agitar el móvil hasta completar una barra de progreso.

No sin mi lista de la compra

Ir al supermercado y salir cargado con decenas de cosas, exceptuando aquellas que más necesitabas, es lo más habitual si no se cuenta con una buena lista de la compra. Por ello, la ‘app’ Out of Milk es la solución perfecta para que, cuando acudamos a la tienda, solo adquiramos aquello que verdaderamente hace falta.

Disponible para Android y para iOS, con esta aplicación podemos hacer listas y compartirlas con otros habitantes de la casa para que añadan aquello que necesitan, ya sea escribiéndolo, dictándolo o escaneando el código de barras. También permite tener una lista de la despensa para que siempre sepamos las reservas que hay disponibles y que no compremos productos de más. 

No te olvides de tu mascota

Para que los perros crezcan sanos, fuertes y felices, además de para que hagan sus necesidades, es necesario que puedan disfrutar de un tiempo fuera de casa durante el que ejercitarse. Si eres tan despistado que se te olvida, solo tienes que instalar Petometer en el móvil. Disponible para  iOS e Android, esta ‘app’ te mandará avisos y te permitirá  llevar un historial de las excursiones con tu perro, contar los kilómetros que recorre e incluso te ofrecerá ejercicios recomendados.

¿Qué cocinamos hoy?

Planificar el menú de la semana y que la respuesta no sea siempre pasta no es tan fácil para los menos aficionados a la cocina. Sin embargo, la ‘app’ Hatcook Recetas de cocina, disponible para iOS y Android, puede ser la salvación de aquellos que no saben qué alimentos cocinar en la olla. Esta herramienta contiene más de 3.000 recetas de cocina disponibles ‘offline’. La mayoría de ellas son muy sencillas, e incluyen fotos y vídeos para explicar la elaboración paso a paso con el objetivo de que cualquiera pueda elevar sus horizontes culinarios. Solo hay que hacer una búsqueda y ponerse manos a la obra.

Reparte las tareas

Uno de los puntos que más conflicto genera en los hogares es el reparto de tareas. Por ello, la ‘app’ Family Team Free, disponible en Android, pretende convertirlas en un juego, haciendo el reparto más fácil y motivando a los más pequeños con puntos y premios. Si compartes piso con compañeros, Fairshare, disponible en iOS Android, es la mejor herramienta. Esta ‘app’ funciona como un organizador de gastos y tareas que permite saber quién ha completado sus tareas y pagado sus deudas. Además, también otorga puntos a medida que se realiza cada labor pendiente.

13 de marzo del 2017 Ampliar noticia / Compartir

https://www.idealista.com/news/inmobiliario/internacional/2016/04/08/741671-el-excentrico-multimillonario-ruso-que-disena-los-edificios-mas-extravagantes

Tony Stark, el álter ego marveliano de Iron Man, es ingeniero, inventor y un auténtico 'manitas' que solo necesita su imaginación (y alguna que otra herramienta) para fabricarse un exoesqueleto mecánico cargado de armas o un reactor en miniatura.

Rico, inteligente y carismático, la principal afición de Stark, aparte de librar al mundo de malhechores, es diseñar nuevas tecnologías. Sin embargo, ¿qué hubiera pasado si a este genio ficticio le hubiera dado por la arquitectura?

Hay quien asegura que el resultado seguramente se parecería bastante a la obra de Vasily Klyukin, un joven multimillonario ruso, cofundador del banco Sovcom, que se atreve con todo a la hora de diseñar edificios. Su particular catálogo incluye una Venus de Milo de cientos de metros de altura, un rascacielos con forma de cohete espacial o incluso uno que parece recién sacado, más que de ‘Iron Man’, de ’Transformers’: culmina con el rostro de un enorme jaguar que amenaza con sus fauces a la mismísima bóveda celeste.

10 de marzo del 2017 Ampliar noticia / Compartir

Muchos son los usuarios que reciben la factura de la luz de manera acrítica. La complejidad terminológica utilizada genera, en la mayoría de los casos, que los usuarios rechacen su lectura. Esto no es un tema baladí, ya que las compañías intentarán empujar a los consumidores hacia las tarifas en las que puedan obtener un mayor beneficio.

[

Sin embargo, no es tan difícil tener bajo control las cuestiones más importantes y que pueden proporcionarnos un importante ahorro al final de cada mes. Solo hay que controlar tres parámetros que aparecen en su factura y, si su situación actual no es la óptima para sus intereses (la gran mayoría de los casos), llamar a su compañía comercializadora para que haga los cambios pertinentes. El cambio en su tarifa será solo una llamada. No obstante, ármese de paciencia e intente dejarle claros los cambios a su suministrador, ya que lo que le va a contar no será de su agrado, dado que estará usted restándole negocio.

1.- La tarifa regulada acaba siendo más barata

Este es el punto clave. Para saber si usted está dentro de esta tarifa regulada, denominada PVPC, o por el contrario se encuentra usted en mercado libre, debe mirar en la esquina izquierda superior de su factura (ver foto). Ese es el lugar en el que se indica quién es su suministrador. Si pone "comercializador de referencia", significa que usted está en la tarifa PVPC. Si por el contrario en esta esquina izquierda superior de su factura pone el nombre de una compañía eléctrica, significa que está usted en mercado libre.

[

Fuente: OCU.

Puede que usted nunca haya solicitado el cambio. Miles de usuarios denuncian que en algún momento se les ha pasado a mercado libre sin su conocimiento ni su consentimiento. Las eléctricas se las ingenian y buscan estrategias comerciales que, en algunos casos, incluso se salen de la legalidad con este fin. ¿Por qué lo hacen? Porque en mercado libre, como su propio nombre indica, son libres para fijarle el precio, al contrario de lo que ocurre con la tarifa regulada. Además, en mercado libre las compañías pueden ofrecerle otros servicios (mantenimiento, reparaciones, etc.) que no pueden ofertar dentro del mercado que dictamina el BOE.

"Mi compañía me dice que su precio es más competitivo que el PVPC", señalan algunos usuarios. El precio regulado, a medio plazo, siempre es más barato. Muchas comercializadoras ofrecen descuentos, pero casi siempre sobre precios de euros por kilovatio/hora más altos. Expertos del sector consultados por este diario explican que el ahorro suele ser del 20 o 25%, pero muchos consiguen un ahorro del 40% y en algunos casos la bajada en la factura puede llegar hasta el 80%. Estas mismas fuentes expertas apelan a los datos del INE de 2016. El PVPC, en el que están alrededor del 45% de los usuarios en España, fue un 15% más barato en 2016 que en 2015, mientras que los usuarios de libre mercado (en torno al 55% del total) pagaron un 3,5% más de un año a otro. Hasta el actual ministro de Energía, Álvaro Nadal, señaló en sede parlamentaria que la tarifa regulada PVPC acaba siendo más barata que las que están en mercado libre. El truco de estas últimas suele ser hacer una oferta agresiva al principio para después subir los precios. No obstante, la aseveracion del ministro es algo también apuntado en diversas ocasiones por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) y organizaciones de consumidores.

"Yo ya tengo precio fijo", comentan varios consumidores. Ojo con esto. Muchas compañías dicen que le ofrecen un precio fijo, lo que no es lo mismo que la tarifa regulada, que depende de las fluctuaciones del mercado mayorista. Las compañías intentarán disuadirle con diversos argumentos para que no regrese al PVPC.

2.- Pasar a discriminación horaria (DHA)

Expertos y organizaciones de consumidores coinciden en señalar que lo más barato en la gran mayoría de los casos es solicitar la discriminación horaria. Esta tarifa establece dos franjas, con precios diferenciados. La franja más barata va de las 10 de la noche a las 12 de la mañana del día siguiente en invierno. En verano, este horario comienza a las 11 de la noche. Si se acumulan los consumos mayores en este periodo (lavadoras, horno, etc.), se consigue también que la factura disminuya. Incluso con elementos que consumen durante todo el día, como el frigorífico, la discriminación horaria permite ahorrar.

Para saber en qué situación se encuentra usted, tiene que ir al lugar de su factura donde pone "Tarifa de acceso". Ahí le indicará o bien 2.0A (lo que quiere decir que no tiene tarifa con discriminación horaria) o por el contrario 2.0DHA, que quiere decir que usted ya dispone de la discriminación horaria.

Cuando realice la llamada para cambiar sus condiciones de factura, además de solicitar el PVPC, debe pedir discriminación horaria, DHA.

3.- Bajar la potencia contratada (si es posible)

 

La potencia contratada es la capacidad eléctrica que tiene en su casa para poder activar diferentes dispositivos al mismo tiempo. En función de su consumo instantáneo, necesitará usted una u otra potencia. Excepto en casos muy puntuales (viviendas donde residen muchas personas, donde hay elementos de gran consumo y prolongados en el tiempo, como el aire acondicionado, la calefacción eléctrica, una depuradora de piscina, el horno o la placa de cocinar), la mayoría de los hogares necesitan menos potencia de la que tienen contratada. Cuanto menor sea esta potencia, menor gasto, pero tampoco se puede reducir drásticamente, ya que cualquier pico de consumo implicaría que salten los plomos y no se puedan tener varios dispositivos eléctricos a la vez. Sea como fuere, casi nunca una vivienda necesita más de 10 kW. Es importante destacar que para poder tener el PVPC, es necesario que la potencia contratada esté por debajo de 10kW.

Es importante destacar que para poder tener el PVPC se requiere que la potencia contratada esté por debajo de 10kW, aunque es raro necesitar más

Para identificar su potencia contratada, debe ir a la parte de la factura donde se identifica este término con dicho nombre, "Potencia contratada". Siempre y cuando no baje de 3,3, que los expertos creen que es el límite mínimo para poder disponer de la suficiente capacidad, lo normal es que pueda bajar un escalón su potencia contratada. Este cambio, de nuevo, le proporcionará un ahorro en la factura. Si en su casa nunca le saltan los plomos o muy rara vez, cabe pensar que tiene más potencia contratada de la que necesita.

Algunas compañías cobran un coste por este cambio de potencia contratada. En teoría, no deberían cobrarle nada, ya que a la compañía no le supone ningún coste adicional.

Paciencia con su comercializadora

Debe tener paciencia y ser insistente tras la llamada de teléfono para solicitar estos tres cambios. Su compañía distribuidora se resistirá a perderle como cliente. Por ley, si pasa a PVPC, su comercializadora será la misma que la comercializadora de referencia que haya en su zona, que no siempre es la misma a la que tiene en tarifa de libre mercado. Por ello, tras solicitar los cambios pertinentes, le darán un número de expediente de su solicitud. Este número le servirá para insistir y que no se demoren con su cambio de tarifa, una estrategia habitual para disuadir al cliente de sus intenciones.

Existen algunos otros pequeños detalles que también sirven a la hora de optimizar o gastar lo menos posible en la luz. Las neveras programables pueden aumentar un grado la temperatura respecto a la que se tiene por la noche y esto consigue una mejora del rendimiento. Las bombas de calor no suelen ofrecer un gran rendimiento y aparatos como los pequeños calentadores de aire generan elevados consumos de electricidad.

La factura conjunta no ahorra

Por otro lado, una triquiñuela que utilizan las compañías es ofrecer la factura de gas y electricidad de manera conjunta con la promesa de que eso supondrá un ahorro, algo similar a lo que sucede con los servicios de telecomunicaciones domésticos. Sin embargo, los expertos consultados por El Confidencial no consideran que la factura de gas y luz conjunta suponga un ahorro.

 

 

 

09 de marzo del 2017 Ampliar noticia / Compartir

Estos son los culpables de la crisis financiera que ahora quiere investigar el Parlamento

El parlamento ha aprobado crear una comisión para analizar la crisis inmobiliaria y bancaria que nos golpeó a todos.  ¿Es que no lo tienen claro todavía? Para ahorrarles tiempo, he aquí las causas, las consecuencias y los culpables.

Pocas veces un parlamento se ha puesto de acuerdo tan rápido. Todos los grupos políticos votaron el pasado miércoles a favor de crear una comisión que tiene una tarea larga: analizar la crisis financiera desde el año 2000. Da la impresión de que se van a buscar culpables. Para ahorrar tiempo a sus señorías, esto son los culpables.

Gobierno del PP. En 1998 aprobó una norma para liberalizar el suelo. En teoría, y siguiendo las leyes del mercado, cuanto más oferta de un bien, menos precio se paga por ello. Sucedió lo contrario: el precio del suelo se disparó debido al siguiente culpable.

Los ayuntamientos. Como había mucho suelo rústico en manos de ayuntamientos, estos decidieron remozar sus villas, pueblos y ciudades sacando el terreno poco a poco, y a un precio progresivamente más caro. Con el dinero que obtuvieron, construyeron rotondas, auditorios, piscinas climatizadas, polideportivos, y casas para la tercera edad. Ha sido el mayor cambio del aspecto de los ayuntamientos en la historia de España. Claro que eso lo tuvo que pagar alguien y aquí damos con el siguiente culpable.

Las promotoras y constructoras. Los promotores compraron suelo a los ayuntamientos ‘a cualquier precio’ y repercutían el precio del metro cuadrado en el próximo eslabón de la cadena. A los constructores. Se compraba suelo en la costa, en el interior, en zonas desérticas, en quinta línea de playa. Y los constructores levantaban urbanizaciones con campos de golf, riadas de adosados, panales de edificios. Llegaron a construirse 800.000 viviendas al año en un país que solo necesitaba 300.000. Los promotores y constructores eran voraces porque tenían la presión de los siguientes culpables.

Los propietarios. Cientos de miles de españoles, que gozaban de unos ingresos mejores y más asegurados (la economía se disparó a partir de 1998), se pusieron a pedir créditos tanto para vivir en pisos como para especular con ellos. Desde taxistas hasta carniceros, todo el mundo compraba y vendía pisos. Muchos ni siquiera llegaban a escriturarlo porque antes de ese momento, ‘daban el pase’. Pero el que lo compraba tenía que pedir un crédito al siguiente culpable…

Los bancos y cajas. Perdieron cualquier pudor y se pusieron a dar créditos en una feroz competencia. Los departamentos de riesgo de esas instituciones fueron relegados al fondo de las oficinas. Habían tanta alegría que en lugar de conceder créditos por el 80% del valor de la vivienda, lo concedían por el 100 incluso el 120%. ¿Y con el sobrante? Pues cómprate un Porsche Cayenne. Las cajas llegaron a superar a los bancos en concesión de crédito y se olvidaron de su objeto social gracias a que estaban controladas por otros culpables.

Los gobiernos de las CCAA. Políticos que controlaban las cajas fueron los mismos que les pidieron dinero para construir aeropuertos en medio de Castilla La Mancha o en Gerona, en Huesca o en Castellón. Y el país se llenó de obras financiadas por las cajas, algunas de ellas tan ridículas como Parques Acuáticos en medio de la nada, o viviendas sociales situadas en los extra extra extra radios. Claro que  para dar tanto dinero tuvieron la connivencia de otros culpables, las sociedades de tasación.

Las tasadoras. Estaban compuestas por personas que valoraban el piso en función del mercado. Pero sucedía que estas sociedades estaban controladas por los bancos y cajas, de modo que solían hinchar el precio de los inmuebles para que el banco o caja concediera más dinero, y se llevase más comisión por los márgenes, ya que los tipos de interés estaban muy baratos debido al BCE. ¿Hemos dicho BCE?

El Banco Central Europeo. En la primera mitad de la década del 2000 los tipos de interés habían caído tanto que se hablaba de que los bancos estaban regalando el dinero. El BCE se ocupa de la gran política monetaria de Europa,  y no se dio cuenta de que se estaba fraguando una inmensa crisis en el sur, debido al exceso de dinero. Pero, claro, para ocuparse de la cuestión española estaba el Banco de España.

Banco de España. Tenía el deber de controlar a los bancos, que estaban tirando el dinero por la ventana, así como a las sociedades de tasación. Pero se limitó a hacer informes sobre el calentamiento (no global, sino de la economía), sin intervenir subiendo los tipos, o poniendo límites a la concesión de crédito. Ni siquiera se ocupó de controlar a las Sociedades de tasación. De modo que los clientes de los bancos, próximos culpables, seguían pidiendo dinero como si fueran caramelos.

Los clientes, o sea nosotros. Cuando se tiene trabajo estable, cuando suben los salarios, cuando hay confianza en el futuro, cuando existen tipos de interés bajos, cuando el banco casi te regala el dinero, ¿qué vas a hacer? Pues comprar vivienda, que en España siempre ha sido una inversión ‘segura’, pues lo dice mi vecino del quinto. Hasta 2008, los españoles se endeudaron de tal manera, que no había dinero suficiente en este país para financiarles, de modo que hubo que pedir dinero a bancos extranjeros. España era la maravilla del mundo, hasta que alguien en EEUU apretó el botón de pánico. La gente en ese país dejó de pagar sus hipotecas porque no tenían dinero: habían empezado a subir los tipos de interés. Pero aquí hubo un culpable que lo negó.

El gobierno de ZP. Negaron la crisis al igual que Pedro negó conocer a Jesús. Una, dos, tres, mil veces. En lugar de intervenir a los bancos y a las cajas a partir de 2008, como hicieron en EEUU, en Holanda y en Gran Bretaña, el presidente Zapatero seguía diciendo que la banca española era potente, y nuestro país de la Champions League. Intervenir entonces había costado menos porque el Reino de España podía financiarse aún de forma barata. La bola creció y creció hasta que empezaron a caer cajas. La primera en 2009, que fue intervenida. A partir de ahí, se creó un plan de emergencia y tardío para fusionar las cajas, hacerlas más grandes, convertirlas en bancos. Uno de ellas se llamó….

Bankia. Fruto de siete cajas de ahorros, tenía en su haber miles de casas, terrenos, solares, oficinas, edificios y pisos sin vender o devueltos por sus dueños. Un pufo descomunal. Fuera quien fuera, tenía que salvarla porque en caso contrario, si quebraba, iba a desatar el pánico nacional. Como el presidente ZP no la había querido rescatar y salir en Wikipedia como alguien que nacionalizaba bancos, decidió, junto con el PP, poner a Rodrigo Rato al frente, y sacarlo a Bolsa en 2011. Que paguen los accionistas, no el estado ni los españoles. Pero Bankia era una patata caliente, incluso para los próximos en la lista, el gobierno de Rajoy.

Gobierno del PP. Porque resulta que los principales directivos de Bankia, eran del PP o habían sido puestos allí por el PP. ¿Es que no conocían lo que pasaba allí? Al llegar 2012, los inversores internacionales se asustaron con España: el paro llegó al 26% de la población activa, la economía tenía un déficit del 9%, y con la experiencia de Grecia, se pensaba que la próxima en quebrar y ser rescatada sería España. Muerto de miedo, el gobierno español pidió dinero para rescatar a sus sistema financiero, sobre todo a Bankia, y al final inyectó 22.000 millones en la antigua Caja Madrid.

Conclusión

Después de la rueda de reconocimiento, hubo muchos culpables. Lo que empezó en 2000, creció en 2005, estalló en 2008, se ocultó hasta 2010, se intentó arreglar en 2011, pero se acabó metiendo en la UVI en 2012. Señores parlamentarios, esto fue un drama wagneriano de impacto tan colosal, que derribó muchos templos. Y hay muchos culpables.

08 de marzo del 2017 Ampliar noticia / Compartir

La mayor subida se registra en Baleares (0,9%) y el mayor descenso en Cataluña (3%)

El precio de la vivienda usada en España ha registrado un descenso del 0,7% durante el mes de febrero, hasta dejar el metro cuadrado en 1.497 euros, según el último índice de precios inmobiliarios de Idealista, portal que ha analizado 402.713 anuncios que están o han estado anunciados en su base de datos entre el 27 de enero y el 27 de febrero de 2017. Con respecto a febrero de 2016, cuando el metro cuadrado estaba en 1.583 euros, la caída interanual es del 5,4%.

Aún así,  el precio de la vivienda de segunda mano ha aumentado en siete comunidades autónomas. En concreto, la mayor subida se ha registrado en Baleares (0,9%), seguida de La Rioja y Andalucía (0,6%). También se han encarecido las viviendas de en Castilla-La Mancha y Murcia (0,3%) y Comunidad Valenciana y Madrid (0,1%).

Por el contrario, Cataluña ha sido la región en la que más se han reducido los precios en febrero, tras registrar una caída del 3%. Por detrás, se han situado País Vasco (-0,6%), Asturias y Canarias (-0,4%), Navarra y Extremadura (-0,3%), Castilla León y Galicia (-0,2%) y Aragón y Cantabria (-0,1%).

No obstante, a pesar del descenso de los precios, País Vasco, con un precio medio por metro cuadrado de 2.480 euros, ha continuado siendo la autonomía más cara, seguida por Madrid (2.334 euros por metro cuadrado) y Baleares (2.019 euros por metro cuadrado). En el lado opuesto, las comunidades más baratas en febrero han sido Castilla-La Mancha (898 euros por metro cuadrado), Extremadura  (922 euros por metro cuadrado) y Murcia (1.002 euros por metro cuadrado).

03 de marzo del 2017 Ampliar noticia / Compartir

El año pasado salieron al mercado más de 138.000 viviendas en España procedentes de herencias. Sin embargo, la adjudicación de estos inmuebles no siempre es tan fácil como a priori se puede pensar. Muchas veces el propietario fallece sin designar qué bienes otorga, quién será su beneficiario o sin que se conozcan sus descendientes directos. Localizar a los legítimos herederos es el trabajo de Coutot–Roehrig, una firma con más de 120 años de trayectoria, que rastrea herederos en cualquier lugar del mundo.

Imagine que un día recibe una llamada en la que le explican que usted ha heredado la vivienda de un pariente lejano, del que ignoraba por completo su existencia. Casos como éste suceden a diario en Coutot-Roehrig.

Pero para llegar a ese punto esta empresa, especializada en genealogía sucesoria, ha de recorrer a veces un largo camino. “Nuestro trabajo consiste en ofrecer un servicio total desde el momento que se detecta una herencia yacente hasta que se localizan a los herederos, se adjudican los inmuebles, se liquidan y se paga a los herederos”, apunta a idealista news Marco Lamberti, director de la firma en España.

Lamberti pone como ejemplo para explicar su trabajo la historia de un español que años atrás emigró a Francia. Se instaló en París pero al fallecer no dejó ni descendientes, ni privilegiados, ni realizó testamento. Coutot-Roehrig se encargó de la búsqueda del heredero, que resultó ser un anciano español, dedicado al campo, que vivía en una aldea remota en los pirineos

“Me desplacé hasta allí para contactar con esta persona. En varias ocasiones llegué a pensar que me había perdido con el coche porque durante horas no encontré rastro de vida”, recuerda el investigador.

El heredero no sabía absolutamente nada de este familiar que había viajado a tierras galas años atrás. Al recorrer su árbol genealógico había perdido la pista de este antepasado. No obstante, Lamberti dio con este campesino que resultó ser el heredero de piso en el centro de París.

¿Cómo empieza el proceso?

Couto-Roehrig busca personas, no herencias. Tradicionalmente, quienes acuden a esta firma son profesionales (abogados, notarios, administradores de fincas…) que por algún motivo necesitan localizar al heredero. Una situación que se produce con cierta frecuencia, por ejemplo, cuando el propietario de un piso con deudas a la comunidad fallece y ninguno de sus familiares reclama la titularidad de la casa.

“Cuando nos llega un caso, hacemos una valoración inicial de los activos y los pasivos del causante. Si tras pagar las deudas queda un activo, entonces la operación es rentable y merece la pena para el heredero”. Lamberti insiste en que la filosofía de Couto-Roehrig está clara: el heredero debe ser el más beneficiado del todo el proceso.

La búsqueda

Se inicia en el lugar donde ha fallecido el causante. “Rastreamos en círculos, abarcando todas las áreas”, declara Lamberti. Un buen punto para iniciar la búsqueda son las partidas de nacimiento aunque éstas solo suponen el 15% del trabajo. “Nos dan pistas y datos relevantes pero no sirven por sí solas para encontrar a una persona”, constata.

La experiencia y los conocimientos de Coutot-Roehrig son un grado, al que se suma también su capacidad financiera. “En ocasiones los herederos tienen que pagar muchos impuestos por las herencias. Nosotros adelantamos el dinero sin costes e independientemente del importe de la herencia”, asevera Lamberti.

El tiempo que tardan en localizar a los herederos varía en función de dónde se encuentre éste y los bienes. “Si ambos están, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid la búsqueda suele durar entre 30 y 60 días”, destaca el responsable de la empresa en España.

No obstante, aceptar el trabajo de esta firma no implica directamente decir sí a la herencia. Tras localizar al heredero, Coutot–Roehrig habla con él para explicarle de forma breve lo que ha sucedido y se le presenta un convenio donde muestra su conformidad con que la empresa tramite la herencia. Así, con su firma declara el derecho a que la compañía cobre un porcentaje del neto, una vez que se cierre todo este proceso. Si el heredero lo rechaza nunca conocerá qué ha heredado ni el origen de la misma.

Venta de las viviendas

En el 90% de las herencias yacentes en las que hay una vivienda de por medio los descendientes deciden venderla. En esta decisión pesan cuestiones como que la casa se ubica lejos del lugar de residencia del heredero. Suelen ser propiedades antiguas, que necesitan reformas, etc… Coutot–Roehrig también gestiona la transacción. Primero, encargan una tasación para determinar su valor de mercado. Después de conocer este dato, la empresa delega en una agencia inmobiliaria la venta, que cobrará una comisión por la misma.

El plazo para cerrar la operación dependerá de la prisa que tenga el heredero y su disposición para aplicar rebajas a la vivienda. “Los inmuebles que vendemos generalmente son ocasiones, porque quién los adquiere sabe que paga el valor real. No están sobrevaloradas”, apostilla.

Por último, insiste en la relevancia que este negocio puede suponer para las agencias inmobiliarias, especialmente en los inmuebles que los extranjeros poseen en España. Tanto es así que api de catalunya ya ha firmado un convenio con la compañía para que los agentes que forman parte de la asociación puedan contactar y recibir el asesoramiento de Coutot–Roehrig.

01 de marzo del 2017 Ampliar noticia / Compartir

Dudas y Preguntas más frecuentes

¿Qué es?

Es un documento oficial obligatorio que debe obtener un propietario cuando quiera vender o alquilar su vivienda, local o edificio.

¿A quién afecta y desde cuándo?

Salvo excepciones, a todas las viviendas, locales y edificios que se pongan en venta o alquiler a partir del 1 de junio de 2013. (RD 235/2013)

¿Para qué sirve?

Para conocer la eficiencia energética del inmueble, poder mejorarla y reducir su factura energética. Es un instrumento que fomenta el ahorro energético.

¿Qué contiene?

Entre otros, la calificación energética y una propuesta de medidas para mejorarla.

¿Cuánto dura?

Tiene una vigencia de 10 años.

¿Cómo lo obtengo?

Debe llamar a un técnico especializado para que visite su inmueble y lo realice. Nuestro directorio es líder en España y encontrará aquí a técnicos cualificados independientes que prestan sus servicios directamente y sin intermediarios.

¿Qué pasa si no lo hago?

Se arriesga a sanciones mucho mayores que el coste del certificado. Al final lo va a tener que hacer, así que cuando antes lo tenga, mejor para usted.

¿Cuánto cuesta?

El precio varía en función del tamaño, tipo y ubicación del inmueble. Eso sí, siempre le saldrá más barato contratar directamente con el técnico que solicitarlo a intermediarios.

Acceda a www.CertificadoEnergetico.es, busque al técnico más cercano a usted y pídale presupuesto directamente. Hay técnicos por toda España.


Cuestiones que debe Saber

Las cuestiones más importantes que un propietario debe saber sobre el certificado energético son las siguientes. Seleccione su caso concreto:

Vivienda a la venta

El propietario está obligado a poner a disposición del comprador el certificado energético y a comunicar que lo tiene cuando publicite su inmueble. Sólo las viviendas aisladas de menos de 50m2 útiles, como pequeñas casas de pueblo, etc. están exentas de dicha obligación. El resto de viviendas quedan obligadas por ley y, por supuesto, los estudios, apartamentos y pisos de cualquier tamaño, además de chalets de todo tipo, lofts, etc.

Cuando se realice la compraventa, el propietario debe entregar al comprador el certificado energético original completo.

La exigencia de este documento por parte de los notarios y de muchos compradores es una realidad pero, además, no sólo es imprescindible para facilitar la venta, sino que la calificación energética es un elemento diferenciador entre las viviendas, y los compradores lo saben.

Independientemente de la antigüedad y eficiencia energética de su vivienda, le recomendamos que contrate a un buen técnico como los que están inscritos en este directorio independiente, porque sabrá obtener la calificación mejor para usted, siempre dentro de las características reales que presente su vivienda. Es cuestión de que el técnico sea profesional y se esmere cuando haga la visita para tomar los datos.


Vivienda en alquiler para que vivan otras personas

Su caso es similar al de un propietario que vende la vivienda, es decir, debe estar en posesión el certificado energético, salvo que tenga ya un inquilino viviendo en ella. En ese caso, no hace falta que lo pida hasta que se marche el inquilino actual y venga el siguiente.

A los inquilinos no hay que entregarles el documento original, pero sí tienen derecho a que usted se lo muestre y conozcan la calificación energética de la vivienda.

Si usted alquila y quiere sacar la mayor rentabilidad posible a su vivienda, realmente le interesa todavía más que a los propietarios que venden el inmueble, si cabe, contratar un buen profesional que sea riguroso en la elaboración de este documento oficial.

Debe saber que tiene una validez de 10 años y, como la cultura del certificado energético se va imponiendo progresivamente, sus futuros inquilinos no sólo se lo exigirán, sino que mirarán la calificación obtenida. Desde luego le merece la pena contratar un buen técnico que se esfuerce por sacar la mejor nota posible a su vivienda, ya que le sacará una mayor rentabilidad cuando la alquile.

Es más, si tiene previsto hacer alguna mejora que incremente el ahorro energético de su vivienda, hable con el técnico, pídale consejo y él le recomendará en qué aspectos merece más la pena que invierta. Consúltele y se ahorrará dinero…

Alquiler a turistas

Las viviendas que se alquilen a turistas durante menos de 4 meses al año no necesitan obtener el certificado energético.

Ojo con los que las alquilan por más tiempo y piensen en ahorrarse unos euros. Las sanciones son mucho más elevadas que el precio del certificado y no merecen la pena…

28 de febrero del 2017 Ampliar noticia / Compartir

A menudo vemos reacciones negativas en respuesta a los artículos de Home Staging. “¡El Home Staging es un engaño!” o “el Home Staging solamente beneficia al vendedor.” En este artículo nos gustaría hablar de lo que aporta el Home Staging, tanto al propietario como al posible comprador y explicar porque no es una trampa.

Está claro, para el propietario de la vivienda, el Home Staging tiene muchas ventajas. Lógico por que suele ser la persona que paga la inversión del Home Staging. La razón más importante de que el vendedor elija invertir en una buena presentación de su casa en venta, es porque es una manera para vender o alquilar su vivienda antes y por mejor precio. Por lo tanto, el vendedor solo puede ganar.

¿Aporta algo también al posible comprador? Sí, ¡sin lugar a duda! Primero de todo, cuando está seleccionando las casas que ve atractivas para visitar. Cuando hay buenas fotos, es mucho más fácil poder juzgar, simplemente viendo las fotos, si le interesa ver la vivienda o no. Conclusión: en menos tiempo será capaz de hacer una selección de viviendas atractivas para visitar.

Solo el 10% de la población es capaz de imaginarse vivir en un sitio que no esté bien presentado. El otro 90% tendrá que hacer un esfuerzo enorme, intentar visualizar como podría quedar aquella vivienda. Si el vendedor ha contratado a un Profesional de Home Staging, realmente ahorra ese esfuerzo al comprador.

Así mismo, no tendrá que ver pisos que están en un estado horrible, perdiendo su tiempo. El comprador no tiene que sentirse como un intruso entrando en casas llenas de cosas personales. No tiene que sentirse incómodo porque la vivienda no está limpia ni recogida. No tiene que salir huyendo porque huele fatal. No tiene que esforzarse en intentar ver algo porque la luz no funciona. No tiene que ver el equipo favorito de futbol del propietario, ni su religión.

Con una casa bien presentada no hay ninguna cosa que pueda distraer al posible comprador y como consecuencia se puede enfocar en lo que es realmente importante: la casa en sí.

Entonces, si realmente ahorra tanto tiempo al comprador, ¿cómo puede ser un engaño? Las malas lenguas dirían que con el Home Staging estamos intentando tapar cosas para que la casa parezca perfecta. Pues no, no es así y desde luego no debería ser así. Un profesional de Home Staging analiza una casa y en esa primera visita, detectará directamente lo que hace falta mejorar o arreglar.

Arreglar desperfectos es uno de los pilares fundamentales del Home Staging. ¿Por qué? Simplemente porque ahorrará dinero al vendedor. Invertir en solucionar aquellas cosas, que en tu casa no funcionan o que no están bien, te va ahorrar muchísimo dinero en el momento de negociar el precio de venta con el potencial comprador. Siempre hay que optar por solucionar problemas en la casa en vez de taparlos.

El comprador también se aprovecha del Home Staging porque no pierde su tiempo viendo pisos que no son atractivos. Tampoco tiene que enfocar su energía en detectar los desperfectos de la casa y en cambio puede enamorarse directamente con su nuevo hogar.

Y por cierto; “aunque la mona se vista de seda, mona se queda” no se aplica al Home Staging

23 de febrero del 2017 Ampliar noticia / Compartir

No te creas Picasso: sigue estos 8 consejos si no quieres liarla con el color cuando pintes tu casa

Ya tienes el rodillo listo pero no una idea clara del color que quieres. No te precipites y evitarás errores. Además de una cuestión de gusto, el color ideal para un espacio depende de otros factores, como el tamaño de la estancia, la luz, el estilo de los muebles, textiles y complementos o el propio acabado de la pintura.

También es bueno tener en cuenta los avances tecnológicos, que facilitarán mucho las tareas para elegir el tono adecuado. Aprende, en 8 sencillos pasos, todo lo que tienes que saber antes de pintar tu casa:

1. Luz y color son inseparables
El tono que elijas ha de ser adecuado a la cantidad de luz del espacio. Por ejemplo, aunque las habitaciones luminosas puedan permitirse el uso de tonos oscuros, los más claros serán los que mejor van a reflejar la luz natural, dando al espacio mayor claridad y amplitud visual. Elige esos colores profundos en espacios menos luminosos y de dimensiones no muy grandes.

Consejo Houzz. La orientación también influye en cómo un color va a sentar en tu casa: una habitación con pocas horas de sol directo resultará fría pintada de blanco –el color aparentemente más luminoso. En este caso, decántate por un tono más cálido, como un crudo o crema.

2. Brillante o mate: el acabado de la pintura es determinante 
Las pinturas mates disimulan muy bien los defectos de la pared y son más depuradas, pero también resultan más difíciles de limpiar. 
Por su parte, las superficies satinadas o brillantes reflejan la luz y amplían visualmente el espacio. 

Consejo Houzz. Si buscas algo práctico, una pintura brillante siempre será más resistente a la limpieza. ¿Reparos? No están tan de moda y requieren paredes en perfecto estado para lucir en todo su esplendor.

3. El color elegido debe ‘llevarse bien’ con el resto de muebles, telas y complementos 
Es fácil enamorarse de un color de tendencia, pero antes de lanzarse a comprar unos cuantos litros, piensa en conjunto. De lo contrario, te verás obligado a comprar nuevos muebles… o a volver a pintar en otro color.
En líneas generales, si las piezas de mobiliario son coloridas y en tonos oscuros, opta por colores suaves en las paredes, que no compitan con ellas. Por el contrario, si se trata de un mobiliario neutro o de estética minimalista, un tono destacado en las paredes dará mayor personalidad a la habitación.

Consejo Houzz. La elección de un color determinado puede favorecer o perjudicar el estilo de una vivienda. Por ejemplo, un piso estándar va a enriquecerse con colores elaborados o con gamas desgastadas; uno de estilo rústico, con colores de inspiración natural.

4. Antes de elegir un color, define qué va (y qué no va) contigo
En ocasiones, sabemos que no queremos seguir con ese blanco sin estilo que nos ha acompañado durante décadas, pero ignoramos qué le quedaría bien a nuestra casa. Déjate inspirar, investiga y, cuando tengas una selección de colores y posibles ideas de aplicación, imagina cómo quedarían en nuestras paredes, aunque sin poner una sola gota de pintura en ellas (por el momento).

Consejo Houzz. Para algunas personas, elegir el blanco no es pintar. Sin embargo, es un tono fundamental en los ambientes nórdicos, tan de moda. Por otro lado, tanto en los clásicos como en los rústicos, el blanco aportará un fondo neutral, que permitirá un mayor lucimiento del mobiliario.

5. Haz uso de la ‘pintura virtual’
La tecnología de realidad aumentada permite ‘pintar’ las paredes y ver el resultado en tiempo real, visualizando los colores en el teléfono móvil o en la tableta, y cambiándolos hasta dar con el que nos gusta.
No tengas miedo a pedir opiniones de amigos. Generalmente, estas herramientas virtuales son gratuitas (Bruguer Visualizer, Paint My Wall, Color Smart, Alba Visualizer…), y te van a permitir compartir capturas de los ambientes, para pedir una segunda opinión. 

Consejo Houzz. Los colores digitales no siempre se ajustan cien por cien a la realidad: Busca el color elegido en una pantonera. En los establecimientos especializados, te facilitarán muestras para probarlas sobre el terreno.

6. El color de un muestrario y el que cubrirá las paredes ser diferentes
En general, los colores suelen parecer más oscuros en la pared que en las muestras: elige un tono ligeramente más claro del que te gusta. En cualquier caso, lo mejor es probarlos para que no queden dudas. 
Para ello, puedes encargar dos o tres muestras pequeñas de los tonos que te gusten y aplicarlas directamente en la pared en lugares estratégicos, como cerca de las ventanas y en las esquinas. Déjalas secar y contémplalas en diferentes momentos del día para tomar la decisión definitiva.

7. Los sistemas tintométricos te permitirán hacer un color a la carta
Estos avances y gracias al código de referencia, te permitirán reproducirlo, por si nos quedáramos cortos de pintura, o si hay que hacer reparaciones en el futuro.

Consejo Houzz. No cedas a la tentación de modificar ‘a mano’ el color o sobre la marcha, ni tampoco aclararlo: evitarás diferencias de tonos.

8. Ya se puede replicar exactamente el color de una tapicería, de unas cortinas o, incluso, de ese cojín que te encanta
Las tiendas especializadas pueden analizar el color en concreto, con la ayuda de espectrofotómetros, para reproducirlo con la mayor fidelidad posible. Esto es posible, tanto en pintura plástica para las paredes, como en versiones sintéticas para puertas, ventanas y muebles.

 

22 de febrero del 2017 Ampliar noticia / Compartir

Esto es lo que te puede pasar si no cancelas la hipoteca en el Registro

Si eres de los hipotecados que han conseguido amortizar toda la hipoteca, enhorabuena. Has logrado cancelarla en el banco, pero no en el Registro de la Propiedad. Aunque no es obligatorio, los expertos sí lo recomiendan para evitar futuros problemas ante terceros. La extinción de la deuda hipotecaria no lleva implícito la desaparición de esta carga en el Registro.

Según Juan Villén, responsable de idealista hipotecas, la mayoría de las personas no cancela la hipoteca en el Registro porque no es obligatorio y porque no quiere pagar los costes que supone: unos 200 euros de media, aunque varía en función del importe de la hipoteca. De hecho, tal y como señala el notario José Carmelo Llopis, en el Registro hay cargas inscritas en pesetas e incluso en maravedíes.

Hay una alternativa para evitar parte de estos gastos y pasa por esperar a que la cancelación prescriba, algo que sucede 21 años después de amortizar toda la hipoteca en el banco. Es decir, si en 1995 saldaste tu deuda con la entidad, desde 2016 puedes enviar una carta al Registro y señalar que por prescripción se levante la carga. De este modo, te ahorras los aranceles notariales pero no los registrales. 

Si no quieres esperar todo este tiempo, es necesario contar con la escritura de carta de pago que es un documento por el que el banco reconoce que se ha extinguido la hipoteca ante notario. ésta es la carta que el cliente tiene que llevar al Registro para que deje de figurar la deuda hipotecaria.

Estas son algunos casos en los que es mejor cancelar la hipoteca para evitar sorpresas indeseadas, tal y como detalla Juan Villén:

1.- Si vas a vender la vivienda: el nuevo propietario pedirá que la hipoteca esté cancelada en el Registro. Si no es así, la operación no será viable.

2.- Si quieres hipotecar la vivienda de nuevo: quizás necesites hipotecar de nuevo tu casa para hacer frente a un pago imprevisto o para montar un negocio. En este caso, es obligatorio ir al Registro y extinguir la carga para que el banco pueda darte el préstamo con garantía hipotecaria.

3.- En caso de una herencia: a los herederos de una vivienda les conviene acudir al Registro y comprobar que el inmueble no tiene ninguna carga, sobre todo si la idea es ponerlo a la venta.

4.- Una vivienda libre de cargas tiene más valor: a efectos de la solvencia patrimonial del propietario el valor de una vivienda hipotecada será menor que el de un inmueble sin cargas, lo que facilita cualquier tipo de operación financiera que quiera realizarse.

Cómo cancelar la hipoteca en el Registro

Como recuerda Juan Villén, la cancelación es una operación jurídica necesaria para que se extinga la carga hipotecaria en el Registro de la Propiedad. Para ello es necesario presentar en el Registro la escritura de cancelación y la documentación que acredite la presentación a liquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, en su caso.  

 

21 de febrero del 2017 Ampliar noticia / Compartir
Anterior
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57
Siguiente